Daxing Exhibition Center

Este centro de exhibición tiene como objetivo mostrar la apariencia, los aspectos singulares, y los materiales utilizados en el futuro centro comercial que se construirá en las proximidades. La propuesta de Urbensis se concibe como un viaje para el visitante a través de un espacio expositivo que comienza con la recepción del huésped; Continúa a través de un auditorio; Áreas de exposición con maquetas a escala 1: 1; Zona de descanso, y termina con la perspectiva del futuro edificio del centro comercial, desde la terraza en el nivel superior.

El recorrido está marcado por una escalera de caracol desde la planta primera hasta la tercera, que muestra en su camino hacia la cima, diferentes maquetas, ambientes y terrazas al aire libre.

La planta primera contiene salas de reuniones, espacio de oficinas, así como el comienzo de la escalera en el predominante atrio en el centro del edificio. Tan pronto como el visitante da el primer paso dentro del centro de exposiciones, puede sentir ya la atmósfera de cómo será el futuro centro comercial. El atrio en realidad funciona como una interpretación de las áreas comunes del futuro centro comercial.

Después de ver el video de presentación en el auditorio del segundo nivel, el visitante se traslada a una habitación oscura para contemplar una maqueta física del futuro centro comercial. Después de eso, una terraza permite tener una vista exterior del lugar de construcción: aquí la exposición del futuro edificio está vinculada con el presente con la perspectiva del centro comercial en construcción.

El tercer nivel contiene algunas de las maquetas que representan diferentes puntos de venta, siendo una de esas maquetas un café y una tienda de ropa. Aquí, también es posible tener una vista exterior desde una terraza que es en sí misma es una maqueta del paisajismo, y entrada principal, del futuro centro comercial.

Fachada

Por otro lado, la fachada está terminada con un concepto similar a la fachada del futuro centro comercial, una superficie de aluminio que rodea el edificio, pero con la característica distintiva de inclinarse en el acceso al edificio, y en las terrazas.

La fachada le da una sensación de movimiento, y dinamismo, constante al edificio, lo que refleja la actividad comercial que se llevará a cabo en él, reflejando por extensión la dinámica de la ciudad de Pekín.

Las funciones corrientes de un centro de exposición se combinan aquí con el disfrute de un recorrido, que lleva al visitante hacia adentro y hacia afuera del mismo, desde la representación hacia la realidad.