IT Campus

El objetivo de este campus tecnológico es crear un entorno de trabajo adecuado para la producción, el intercambio y la gestión del conocimiento en nuevas tecnologías. La propuesta de Urbensis fue elegida, no solo por su organización funcional, sino por los siguientes tres puntos: La integración de la propuesta con el paisaje existente; La escala humana de los edificios, tanto en su conjunto como los espacios interiores; Y la incorporación de espacios de esparcimiento en las fachadas de las torres.

La organización geométrica del Campus se basa en una cuadrícula de 8,25 x 8,25 m como unidad maestra. Esa cuadrícula funciona de igual manera a los “1” y “0” en el sistema binario en un programa de ordenador. Esto significa que la cuadricula crece o disminuye según lo que requiera el programa arquitectónico y sus funciones.

Esta cuadricula se agrupa formando unidades mayores como 16,50 x 16,50 m y 33 x 33 m, dependiendo de la función que contengan. El resultado es un diseño en el que los volúmenes a pie de calle y las torres se alzan indiferenciadamente con diferentes alturas. Por un lado, las 7 torres de oficinas con las más altas en la zona norte de la parcela y las más bajas en el sur junto al río. Por otro, dos volúmenes de 16,50 x 16,50 m y 8,25 x 8,25 m para uso comercial y de oficinas de planta abierta.

El aspecto general de la propuesta es una gigantesca cascada de edificios que disminuye hacia el río, permitiendo que la luz del sol

y las vistas formen parte del diseño.

Parámetros de la organización

Esta “alfombra cuadrada” formada por una cuadricula crece siguiendo las pautas y condiciones que se consideraron cruciales para el proceso de diseño; como la existencia de una carretera en la parte este de la parcela (con varios metros de ancho y elevada sobre el nivel del suelo) o la importancia de la conexión norte-sur en la parcela. Esta conexión es importante debido a la presencia del río en el sur y el área verde preexistente en el norte. Junto con estos factores aparece la piedra angular del proyecto: las vistas desde las terrazas. Estas terrazas se colocaron estratégicamente para proporcionar a todas las torres al menos una generosa superficie al aire libre que ofrezca la mejor vista posible desde cada una de ellas; ya sea hacia el río o el espacio interior del IT Campus. Las terrazas también proporcionan un espacio para actividades al aire libre: presentaciones de productos, reuniones o simplemente por ocio.

Las torres no están alineadas con el objetivo de proporcionar las mejores vistas posibles desde cada una de ellas. Al observar su organización, uno puede notar que están colocadas exactamente como los asientos de un teatro, para que todo el público pueda ver entre las cabezas de las personas lo que está frente a ellos.

El principio que ha impulsado el diseño de los espacios públicos se basa más en crear un lugar atractivo para socializar e impulsar el intercambio de conocimiento, que el carácter tecnológico y de trabajo futurista inherente a un campus de estas características.

Espacio abierto

El nivel del suelo y las cubiertas de los edificios están terminados con zonas verdes, materiales de madera y estanques de agua. Estos materiales son una extensión del entorno natural circundante. Las fachadas de las torres se han configurado con paneles LED para permitir a los inquilinos experimentar con su propia tecnología y convertir los edificios en extensiones de sus escritorios.

Un campus tecnológico puede imaginarse como una experiencia física. Lejos de ser solo un lugar para la tecnología, también es un lugar para quienes construyen esa tecnología.