Lakefront Mings Café Renovation

El proyecto tiene como objetivo restaurar y renovar el Mings Café, un edificio ubicado en las afueras de Shanghái. Para aprovechar su ubicación excepcional, frente a un lago y arropado por la naturaleza, el propietario decidió revitalizar el lugar mediante la aplicación de un nuevo concepto de diseño.

En junio de 2015, Urbensis recibió el encargo de explorar la estrategia de renovación que redefiniría la identidad de este edificio. Nuestras tareas abarcaron desde la renovación interior hasta el rediseño de áreas al aire libre como la terraza, la fachada y el paisaje circundante.

Algunos de los listones de madera en los suelos y fachada estaban dañados. Propusimos reemplazar los dañados con madera de pino de color natural, y homogeneizando los colores posteriormente.

La parte inferior de la fachada utilizaba piedras decorativas como material de acabado, las retiramos para dejar la pared de concreto, completamente visible después de la restauración a través de un proceso anti carbonatación. Este proceso también evito daños futuros a la pared de concreto en caso de contacto con el agua del lago.

También reemplazamos las instalaciones al aire libre existentes -barandillas y toldos-, con una ligera estructura textil que hace que el área frente al lago sea más acogedora y agradable. Esto le da un toque suave y elegante al edificio a la vez que compensa la apariencia dura de materiales como la piedra y el acero. Además, la terraza actual se ha ampliado hacia el lago, ofreciendo un relajante salón al aire libre que conecta a los comensales con la naturaleza, bajo la cómoda sombra producida por los toldos hechos a medida.

En cuanto a los interiores, la cocina se amplió y se rediseñó para crear un espacio de trabajo optimizado que se ajustara mejor al diseño del área de la barra de café. El interior tiene dos niveles. El primero está dividido en tres áreas de descanso: dos de ellas para café y té, y dos salas privadas para cenas de grupo. El nivel subterráneo fue completamente renovado, eliminando todas las divisiones verticales para crear un espacio visualmente abierto, dividido en diferentes ambientes, pero a través de la organización de los muebles.

En términos generales, el edificio sigue siendo elegante, sintonizado con las demandas actuales, conectado con la naturaleza y las actividades al aire libre.

Los acabados y los materiales fueron elegidos para combinar con un aspecto formal y contemporáneo, mientras que también borran la apariencia nostálgica de épocas pasadas.