Music Space Hutong

La calle Wudaoying Hutong tiene un rico legado cultural que se remonta a las dinastías Qing y Ming. Situada en el lado oeste del Templo Lama, en el centro de Pekín, está compuesta de casas en hilera de una sola planta y con elementos arquitectónicos distintivos como paredes de ladrillo gris y cubiertas con aleros apuntando al cielo. Es una de las partes de la ciudad histórica que ha experimentado los cambios más dramáticos en las últimas décadas.

En la actualidad, las casas en hileras se han subdividido para albergar pequeñas tiendas y cafeterías que dan hacia la calle principal, mientras que las antiguas residencias se han mantenido en las callejuelas interiores. En 2017, Urbensis recibió el encargo de diseñar un nuevo edificio en esta misma zona, en un patio trasero a esta calle, rodeado de estructuras residenciales por los cuatro costados.

El nuevo edificio es concebido como una casa de música capaz de funcionar en una amplia variedad de aspectos: grabación, lugar de eventos musicales y habitaciones para pernoctar.

Después de demoler las estructuras existentes que no poseían valor arquitectónico, exceptuando dos elementos importantes que se rescatan por su valor histórico: dos preciosos árboles de Katsura y un histórico muro de ladrillo en forma de U. Decidimos mantener ambos elementos como una manera de rendir homenaje a la historia del lugar, así como para ahorrar en el coste y la energía que serían necesarios para producir nuevos materiales.

Organización alrededor de un patio 

Inspirados por la función social del patio tradicional, organizamos el edificio como una secuencia vertical de terrazas.

Desde una primera planta dedicada a la grabación de música y actuaciones en directo, una elegante escalera de acero blanco conecta la sala de conciertos de doble altura con una terraza en el segundo piso. La sala de conciertos alberga un graderío para el público. Sin embargo, la sala se eleva aún más para permitir espacio para dos grandes ventanas horizontales en las zonas superiores al este y al oeste.

Esta extrusión vertical crea un profundo efecto emocional cuando los rayos del sol iluminan los interiores.

En la segunda planta, un puente conecta la terraza en el ala norte con un espacio diseñado para la residencia temporal en el ala sur. La estructura cruza sobre el patio en la primera planta y al lado de las ramas de un árbol de Katsura. El ala sur contiene dos habitaciones organizadas cada una de ellas en un nivel, cada una de ellas con una terraza que enmarca vistas del Templo de Lama y del Templo de Confucio, conectando a sus residentes con el entorno histórico.

Desde el exterior, todo el edificio aparece como dos volúmenes unidos entre sí. El volumen al norte es de seis metros de altura, y su techo singular trae a la mente el alero hacia atrás de los antiguos hutongs, mostrando la histórica pared de ladrillo en forma de U. El volumen al sur es de forma rectangular de diez metros de altura que funciona como telón de fondo para el que está al norte. En ambos volúmenes se utiliza una cerámica de color gris oscuro que recuerda a las fachadas de los hutongs, reflejando una sólida imagen constructiva, como contrapunto a la delicada madera de cerezo utilizada en puertas y ventanas.

En general, el edificio ofrece una imagen que combina la comodidad contemporánea que se espera de un lugar de ocio, y el respecto a su contexto histórico.