Wangfujing Mixed-use Center

¿Cómo agregar la sensación de tipología residencial Hutong a un edificio contemporáneo de uso mixto?

La calle Wangfujing se encuentra en el corazón de la capital de China. Es una calle principal de uso peatonal que conecta la avenida Chang’an con un vecindario al norte que tiene como característica principal la existencia de la estructura de vivienda tradicional en Pekín: el Hutong. El encargo tiene como objetivo crear un espacio comercial en el lado oeste de la calle. En el lado opuesto, podemos encontrar una plaza abierta, con una iglesia, que se convierte en una extensión natural del proyecto.

En la calle Wangfujing, la propuesta es crear un contenedor donde tener diferentes experiencias: residencial, comercial y de ocio, todo ello interconectado. La propuesta pretende crear un vacío en el interior rodeado por una cubierta y cuatro fachadas que contienen las diferentes funciones: apartamentos y hotel, espacio comercial, y establecimientos de ocio. La forma externa del edificio responde a cifras precisas: 135×135 metros y 40 metros de altura, que se habrían negociado con funcionarios de Pekín durante varios años, y tienen su principal justificación debido a la proximidad de la Ciudad Prohibida.

El edificio perfectamente rectangular tiene 10 niveles, más una zona azotea. Esta zona está configurada siguiendo la estructura tradicional de los hutones. En la parte superior del edificio, podemos encontrar dos niveles con viviendas apareadas que recuerdan, de manera contemporánea, la estructura histórica de los hutones cercanos. 

Esta estrategia facilita la posibilidad de superponer dos tipologías distintas para la convivencia: los hutones en la cubierta, y los apartamentos que se enfrentan a las calles circundantes.

Desde los romanos, el atrio ha sido un hueco en una casa o en un edificio el cual introduce luz y aire en su interior.

Espacio Interior

Un sistema de huecos en las fachadas introduce la luz del día en el espacio interior. Este espacio se caracteriza por la presencia de cuatro pilares principales que también contienen la circulación vertical con escaleras, ascensores y elevadores para automóviles. La puerta principal está situada frente a la calle Wangfujing, frente a la plaza abierta y la iglesia, y está diseñada para recibir al flujo de personas en el espacio interior. En cuanto a la fachada, está diseñada, también, siguiendo un patrón de geometría rigurosa.

El esqueleto y los huesos del edificio se expresan en la fachada pero se disuelven en un juego de translucidez, luz y reflejos. El color del edificio es el color del vidrio, con sus muchos tonos de azul y rojo, cuya percepción cambia dependiendo de la luz, el ángulo de visión, el grosor, y las capas de cristal.

700 metros al este, la Histórica Ciudad Prohibida muestra generosamente las posibilidades de crear un núcleo protegido por un perímetro construido; como nosotros, pero 600 años antes de nuestra propuesta.